Humor pata negra en el Coliseum

Publicado: 9 octubre, 2010 en Post Libres

El pasado fin de semana el teatro Coliseum de Barcelona acogió las tres últimas ediciones de la obra/monólogo: La apoteosis necia, de Berto Romero.

Tuve la suerte de encontrarme entre el público asistente de la última edición y no puedo más que definirlo con una palabra malsonante: Acojonante. No es muy refindado, pero explica como pocas la calidad del producto. Y es que hacía mucho tiempo que no me reía tanto.

Reconozco que, como fan de BFN, ya iba sobre aviso de lo que podía esperar. Sin embargo, como casi siempre ocurre, me quedaba esa pequeña duda acerca de si el buen Berto podría mantener el nivel, puesto que el programa es el resultado del trabajo de cerca de 40 personas, mientras que, en este caso, la obra entera la ha parido su pequeña compañía,  El cansancio. No importó. Como de costumbre, ni yo, ni mis acompañantes, ni seguramente ninguna de las personas que llenaron el  Coliseum ese día (a  juzgar por los aplausos recibidos) salió decepcionado.  Lo cual no debe ser fácil por muy cómico profesional que uno sea.

A día de hoy, lo digo sinceramente, creo que Berto Romero es el mejor humorista de este país. Y la razón no es que tenga muchas tablas en esto del teatro (El Cansancio lleva ya 12 años de existencia), o que día tras día trabaje codo con codo con otro de los monstruos del humor español. Podríamos hablar de estupendos guiones o de disfraces surrealistas, sin olvidar canciones que, de lo pegadizas y cachondas que son, se hacen  hasta buenas. Lo mismo da. La verdadera razón del triunfo de este tío es que el cabrón tiene gracia. Mucha gracia. Da igual que hable de las noticias, de su nariz, de la cabeza de Buenafuente o de cualquier otro tema por abigarrado que sea. Te descojonas de la risa. A veces, incluso, sin necesidad de que hable y es que la obra cuenta con unos cuantos pasos de baile que son de los que te dan ganas de salir de la sesión para no echar la bebida por la nariz.

El monólogo es de los que te cogen nada más sentarte a la butaca y ya no te dan un segundo de respiro. Apareció Berto con el Lagarto, (el guitarrista que le acompaña) hizo una referencia al teatro y a la Pantoja, y a partir de ahí , una hora y media de carcajada tras carcajada. En estos tiempos en los que el cine a menudo te roba a mano armada con productos infames se agradece ver a un artista que se gana  a pulso cada uno de los 25€ de la entrada. Y si encima el espectáculo reune como invitados a Buenafuente, el Follonero y un pequeño homenaje a una de mis bandas musicales favoritas…que puedo decir. Impresionante.

Ya estoy esperando al siguiente.

Chau.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s