“LARGA HUIDA DEL INFIERNO”.

Publicado: 3 diciembre, 2010 en Artículos, Literatura, Música, Post Libres
Etiquetas:, , , , ,

Hace unos días terminé de leer “Long hard road out of hell”, autobiografía de la famosa estrella del metal Marilyn Manson , en colaboración con el famoso escritor y periodista musical  Neil Strauss (autor a su vez de la biografías  de Mötley Crue y el best-seller sobre seducción “The Game”).

Empecemos por partes: Si todo lo que se dice en el libro es cierto, Brian Warner (nombre real de Manson) es la estrella de rock más desequilibrada, perversa, desgarrada y curtida dentro de un mundo en el que, quién más y quién menos, están lejos de lo que podríamos considerar normal. He leído biografías de Jimi Hendrix, de Kurt Cobain o de Jim Morrison. He leído artículos y reportajes sobre Ozzy Osbourne, los Rolling Stones, Motorhead , Metallica ySex Pistols. Ninguno se acerca al nivel de perturbación de este tío, su banda y sus fans. Absolutamente ninguno.

Desde su infancia en Canton (Ohio), pasando por la adolescencia en Fort Lauderdale (Florida. Donde también vivió y recientemente falleció el mítico actor Leslie Nielsen), hasta la grabación en New Orleans del disco que le lanzó a la fama (Antichrist Superstar), Manson abruma al lector con una sinceridad brutal y descarnada que muchos ni siquiera creerán como real: orgías de sexo demencial y consecuencias aún peores, ríos de droga y sobredosis, escándalos y estancias en la cárcel, sangre y automutilaciones en directo, reflexiones y conducta propias de un psicópata y detalles personales que, de nauseabundos, plantean la posibilidad de dejar el libro a la mitad por la incomodidad que pueden despertar en el lector.

Bien.

Pues pese a todo esto, se trata de un libro tremendamente interesante. Ignoro si la calidad de la narración es cosa del señor Warner o si es algo fruto de la supervisión y ayuda de Strauss –gran narrador, como compartirán conmigo todos aquellos que hayan leído alguna de sus obras- , pero no se puede negar que refleja perfectamente cómo es la vida, desde dentro, de un joven que pasó de ser el tipo raro que no encajaba en ninguna parte, hasta convertirse en una de las estrellas de rock más famosas y polémicas de la historia.

Por otra parte, lo que más sorprende de toda esta amalgama de escenas de drogadicción, sadismo y perturbación, es que encontramos una figura mucho más inteligente de lo que cabría esperar. Infinitamente más. Manson explica con detalle las bases de su pensamiento, el porqué de sus críticas a la iglesia católica y a la norma establecida, el cómo del surgimiento de su atracción por temas como el satanismo o el nihilismo y el qué hace a su obra y forma de vida algo diferente. Y es muy difícil, para cualquiera con un mínimo de empatía y apertura de miras, no reconocer la profunda coherencia de su pensamiento y un cierto grado de razón en sus afirmaciones. Lo cuál no es óbice para que en casi ningún momento su alocado y autodestructivo estilo de vida parezca aceptable o recomendable.

He querido incluir algunas citas:

  • “¿Por qué la gente desea ser hermosa? Para ser amados, aceptados y terminar con su miedo a ser excluidos. Después de años de no ser aceptado me di cuenta: ¿Por qué no crear tu propio standard y dejar que sean otros los aceptados o rechazados por ti? Nosotros hemos revertido toda la idea del fascismo de la belleza y la hemos reemplazado por nuestro propio standard. La destruimos para crear un nuevo camino”.
  • “El nombre Marilyn Manson describe todo lo que tengo que decir. Es una afirmación sobre la cultura estadounidense, el poder que le damos a iconos como Marilyn Monroe y Charles Manson. Es sobre la paradoja. Arquetipos diametralmente opuestos. La gente pocas veces me pregunta sobre mi interés en Marilyn Monroe, sin embargo siempre se interesan por la mitad oscura de Charles Manson. Combino la palabra Marilyn como el aspecto blanco y positivo, la luz, con la palabra Manson, que es lo negro. Luz y oscuridad, vida y muerte. Son simplemente dos partes inseparables. Sin la oscuridad no conoceríamos la luz y sin la maldad no conoceríamos la bondad. Lo bueno y lo malo van de la mano, no se los puede separar”.
  • “Siempre intento tener control sobre mi vida. Creo que mi mayor miedo es ser débil. Y temo también ser un cordero aceptado completamente en la sociedad. Pienso que cada hombre y mujer es una estrella. Es sólo una cuestión de darse cuenta y convertirse en ello. Es una cuestión del poder de la voluntad. No tengo lugar en mi corazón para los estúpidos ni los débiles. Hay demasiada gente en este mundo y ellos deben hacer sitio para quienes pueden contribuir con la sociedad”.

La carga del autor hacia el tipo de moral que reina actualmente en el mundo es algo que no podemos discutir. Vivimos en una sociedad tan rígida, tan excluyente y tan competitiva –especialmente en el caso de la sociedad norteamericana- , que divide y posiciona a los seres humanos en base a conceptos completamente alejados de lo que debería ser el enriquecimiento personal y el acceso a la felicidad. La belleza, el consumismo, el éxito profesional y, en general, todas las bases socioculturales que determinan que alguien sea un perdedor, un triunfador o simplemente alguien del montón, han quedado reducidas a ideas puramente económicas y materiales, desechando en muchos casos las razones que deberían ser –según mi personal punto de vista- verdaderamente importantes. Y el hecho de que este estrafalario personaje rechaze  o ponga en tela de jucio todas esas normas y todos esos estereotipos para crear sus propios valores me parece interesante y digno de reconocimiento.

Cambiamos de tema. La religión:

  • “Actualmente la gente está desengañada de Dios y esto sólo necesita ser fomentado. No estoy en contra de Dios. Estoy en contra de su mal uso y del victimismo de la gente a través de la culpa y la idea del pecado. Porque la cristiandad es responsable del consumismo. La idea de la fe ciega, en cierta forma, ha arruinado a América, porque por debajo está el fascismo que nadie quiere aceptar. Estamos siendo controlados por nuestra propia estupidez y debilidad. Cuando enciendes la TV te das cuenta de ello: si no compras tal champú, no vas a poder tener sexo, o si no tienes tal coche, tus amigos no te van a aceptar, y en tus espaldas todos se ríen de ti porque tienes acné. Simplemente te devora el alma. Te hace tan dependiente que tienes miedo de tomar tus propias decisiones”.
  • “Cuando todo el mundo quiere destruirte, todos los días son tu último día y cada actuación puede ser la última. El Anticristo no soy sólo yo. Es un estado mental colectivo del que Estados Unidos necesita que le despierten. Ese es el propósito de esta gira, quizás de mi vida: hacer que los estadounidenses se den cuenta que no tienen que creer en algo sólo porque se lo han estado inculcando toda la vida. No se puede oír a alguien que nunca tuvo sexo o tomó drogas, diciéndote que están mal. Sólo a través de la experiencia cada uno puede determinar su moralidad. Ser humano no es tener que estar buscando constantemente perdón por serlo, sino llevar, como individuo, una existencia libre de culpa. Es lo que siempre ha temido la iglesia, si olvidas la idea de Dios y crees en ti mismo, el mundo se acaba”.

  • “El satanismo no consiste en efectuar sacrificios ni en adorar al Diablo. El Diablo no existe. El satanismo es una cuestión de adoración a uno mismo, porque uno es responsable por su propio bien y mal. La guerra de la cristiandad contra el Diablo siempre ha sido una pelea contra los instintos más naturales del hombre y una negación del hombre como miembro del reino animal. La idea del Cielo es sólo la forma Cristiana de crear un infierno en la tierra”.

Aquí llegamos al punto por el que más odiado es este personaje. Para la gran mayoría de los religiosos de EE.UU este tío representa a un hereje, la viva encarnación del diablo. Peros los postulados que defiende, no en contra de la figura de Dios sino del Dios y los dogmas que imponen las grandes religiones, son sorprendentes. Por si fuera poco, algunas de sus reflexiones demuestran que no son ideas de un día para otro, sino que han surgido a través de los años, dándole vueltas a los temas y preocupándose de buscar referencias y alcanzar conclusiones cerradas. Algo que lamentablemente no todos pueden decir a día de hoy, cuando un buen número de personas en el primer mundo aspiran, simple y llanamente, a no preocuparse demasiado y hacerse las mínimas preguntas posibles.

Un último punto, su obra:

  • “Antichrist Superstar trata de ver la muerte y aprender de ella. Es sobre ser fuerte y estar vivo. Sé que hay mucha gente que está deseando acabar conmigo y culparme por suicidios de adolescentes, cuando eso es lo más lejano a mis intenciones que puedo pensar. Los músicos no matan a la gente. Una enseñanza pobre sí. Si alguien quiere culpar al arte, ¿por qué hacen que los chicos lean Romeo y Julieta en la escuela? Ahí hay una historia de chicos que se matan entre ellos por una razón muy importante: sus padres no los entendieron”.
  • “Lo que quiero es hacer que la gente piense por sí misma. El fascismo es precisamente lo que busco destruir, pero si la gente ve fascismo en nuestros espectáculos, es cosa suya, es un autodescubrimiento. Y para eso estamos, para hacer que la gente piense y se descubra. No estoy aquí para condenar o perdonar. Estoy aquí para ir contra la corriente. Transformé mi mundo, por lo tanto soy mi propia obra de ficción, sin fronteras para lo que puedo hacer, sin límites. Estoy diciendo que cualquiera puede hacer eso. Cualquiera”.
  • “Aquellos que vayan más allá del título del álbum y de los aspectos más escandalosos de lo que hago, van a entender lo que intento decir”.

Me parece bastante destacable la idea de arte que Manson atribuye a sus obras, ya sean musicales, pictóricas, escritas o en formato audiovisual. Para algunos, muchos, la música de esta banda es basura: gritos, gore y mensajes que atentan contra todo aquello que defiende la moral de cualquier persona de a pie. Pero por otra parte, cuando el autor lo explica, cuando desarrolla las situaciones y los procesos en los que esas obras fueron creadas, o cuando conocemos los pequeños detalles que desde fuera somos incapaces de captar, la cosa cambia. El orden de los discos, los objetivos creativos que se persiguen, las referencias  a su vida y personalidad en sus canciones o las portadas de sus álbumes, esconden mucha más información de la que uno –al menos yo- pudiera pensar en un primer momento. Y eso con una profundidad y una sutileza que no está al alcance de cualquiera, por muy creativo que éste sea.

Portada del álbum: Holy Wood. El disco muestra el dolor de Manson por la afirmación general de ser responsable de la matanza del instituto Columbine. Aparece crucificado y sin mandíbula, representando que se le acusó sin darle la oportunidad de hablar o defenderse.

Ha sido toda una sorpresa.  No sólo por las revelaciones, sino por la cantidad de emociones distintas que  despierta en el lector: De la ira a la compasión, de la repugnancia a la comprensión y de la envidia al odio. El público se pasea bruscamente entre un abanico de sentimientos muy amplio, sin perder el ritmo en ningún momento. Y si le añadimos una estructura cambiante y original, tenemos como resultado un libro que engancha de principio a fin.

Como pega, se echan en falta más detalles: fechas concretas, contexto en el que se desarrollan las historias, voz y opiniones de personas que participaron en su vida, etc. Supongo que para eso tendremos que esperar a que algún tercero que escriba una biografía más clásica.

Mientras tanto, éste parece un buen comienzo.

Chau.

Os dejo algunos clips (si os da error, pinchad directamente en el video para ir a Youtube):

 

 

 

Anuncios
comentarios
  1. javier nieto dice:

    excelente trabajo, interesante, bue-ní-si-mo! Sí señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s