Ideales a prueba de balas

Publicado: 24 marzo, 2011 en Artículos, cine, Literatura
Etiquetas:, , , , , ,

“-Evey: ¿Quién eres tú?
-V: ¿Quién? Quién es solo la forma de la función qué, ¿y qué soy? Un hombre con una máscara.
-Evey: Sí, eso ya lo veo.
-V: Naturalmente. No cuestiono tu capacidad de observación, simplemente señalo lo paradójico que es preguntarle a un hombre emascarado quién es.
-Evey: Oh. Bien.
-V: Pero en esta noche tan prometedora, permíteme que en lugar del banal sobrenombre sugiera el “carácter” de esta dramática persona… Voilà! A primera vista, un humilde veterano de vodevil en el papel de víctima y villano por vicisitudes del destino. Este visage, ya no mas velo de vanidad, es un vestigio de la vox populi, ahora vacua, desvanecida. Sin embargo, esta valerosa visión de una extinta vejacion se siente revivida y ha hecho voto de vencer el vil veneno de estas víboras en avanzada que velan por los violentos viciosos y por la violacion de la voluntad.
El único veredicto es venganza; vendetta, como voto, y no en vano, pues la valia y veracidad de ésta un día vindicara al vigilante y al virtuoso.
La verdad, esta vichyssoise de verborrea se esta volviendo muy verbosa así que solo añadiré que es un verdadero placer conocerte y que puedes llamarme V.
-Evey: ¿Eres una especie de maniaco?
-V: Estoy seguro de que eso diran. Pero ¿Con quién, si no es indiscrecion, hablo?
-Evey: Me llamo Evey
-V: ¿Evey? Con V. Claro, como no
-Evey: ¿A que te refieres?
-V: A que yo, al igual que Dios, ni juego al azar, ni creo en la casualidad.”

Ayer ví por cuarta vez una de mis películas favoritas en los últimos años: V de Vendetta.

Desde que se emitió la película hubo bastante revuelo en torno a la figura de Alan Moore, guionista de la novela gráfica, quién se desmarcó completamente del proyecto al considerar que se alejaba bastante de aquello que él y el dibujante David Lloyd habían hecho en el comic. Esos comentarios me hicieron dudar en su día de si la película mantendría un buen nivel de calidad, ya que varias veces me he visto decepcionado por las películas que cogen un personaje de comic y -aprovechando su tirón- crean productos de mierda que en nada hacen honor a las historias que durante décadas llevo disfrutando en formato papel (véase la trilogía de Spider-man, Hulk, Lobezno y, en menor medida, la saga de X-Men)

Sin embargo he de reconocer que este film me entusiasmo sobremanera. Principalmente porque, aunque deja de lado algunos aspectos de la trama, mantiene la idea original. Sin olvidar que considero su guión realmente bueno y que la obra, en general, gana mucho con la puesta en pantalla: la ambientación, los efectos especiales y la tremenda banda sonora le da un plus que yo aprecio bastante.

Pero puede parecer aquí que éste sea un post para diferenciar la película de la novela y matizar la calidad de la primera, cuando no es así. En realidad lo que de verdad me encanta es la riqueza de la historia y ésta la misma en ambos casos.

V de Vendetta es una verdadera maravilla por derecho propio. No sólo porque tiene todo lo que se le puede pedir a una buena historia: Personajes buenísimos, una trama enrevesada y llena de sopresas, un elenco de secundarios tremendamente sólidos y representativos, un conflicto entre idealismo y pragmatismo y ese aire de “revolución” que tan atractivo resulta siempre. Lo verdaderamente interesante de la historia es la complejidad que encierra entre líneas, la cantidad de referencias a la historia y al arte que incluye, las continuas analogías que mantiene con las sociedades actuales y el tono a literatura que envuelve toda la obra. Incluye citas de algunos de los clásicos de la literatura más famosos de una manera perfecta, completamente integrados en el guión, lo que ayuda a que dichos clásicos interesen al gran público en su intento de conseguir repetir esas sensaciones y aumentar sus conocimientos de los mismos. Por si fuera poco inventa conflictos sociopolíticos tremendamente reales, en una distopía que pone de manifiesto  el grado de importancia que el miedo puede llegar a tener para una sociedad con la importancia de la cultura y los ideales como elementos motores del mundo. Ahí es nada.

Probablemente la culpa de todo esto la tiene Alan Moore. Este agrio melenudo es, junto a Frank Miller, el guionista de cómics que más ha ayudado a acercar este formato al gran público y hacerle comprender  que pensar en él como una cosa para niños, es una tremenda gilipollez. La profundidad de su guiones y la calidad de sus historias quedan a años luz de muchas de las producciones cinematográficas que año tras año inundan las salas de cine y las estanterías de dvd de los centros comerciales, demostrando, una vez más, que una buena historia siempre será buena sea cual sea el  medio, mientras se haga de manera fiel y honrada.

Me alegra decir que es algo que, parece, se está empezando a comprender en la industria. Productos como Sin City, 300, Kick-ass y la misma V de Vendetta (todas bastante fieles a sus homónimos en papel) así lo demuestran. Cierto que algunos ejemplos, como Watchmen, fueron un fracaso. Pero en su caso fue más culpa del tamaño de la obra original, demasiado y compleja grande para una película de dos horas de duración. Sólo espero que se confirme el dato que leí no hace mucho, acerca de la nueva película de Lobezno, que se basará íntegramente en la saga de Frank Miller y Chris Claremont: Honor. De ser así tendremos otra obra maestra para disfrutar tanto en papel como en pantalla.

Amén.

Chao

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s