¿POR QUÉ ALGUIEN QUERRÍA SER PERIODISTA?

Publicado: 1 diciembre, 2011 en cine, Post Libres
Etiquetas:, , , , ,

Hoy voy a hacer un poco de justicia. Hay ciertas películas que pese a que podrían ser, en mi humilde opinión, verdaderos clásicos, casi nadie conoce. The Paper (Detrás de la noticia en Español) es una de ellas. Y cuanto más la veo, más convencido estoy de ello.

The Paper narra la vida durante 24 horas del periodista Henry Hackett (Michael Keaton, en uno de los mejores papeles que se le recuerdan), jefe de la sección local del diario sensacionalista New York Sun. Lo que significa, también, un paseo por la redacción del periódico más caótico, divertido y loco del cine americano: putadas entre compañeros, peleas en mitad de la redacción, triquiñuelas de periodista y el eterno combate entre idealismo y pragmatismo hacen de esta película una de esas pequeñas joyas cómicas que nadie debería perderse.

La historia comienza cuando Henry se levanta por la mañana después de un duro día de trabajo y ve como todos los periódicos de la competencia les han dado una patada en el culo con la noticia de portada. Cabreado por ello tratará durante todo el día de conseguir que el Sun se lleve el gato al agua al día siguiente, aunque eso le cueste el empleo, la carrera, la ética y, ya puestos, su matrimonio. En realidad la película es una tremenda crítica a ciertos comportamientos profesionales que en nuestros días se han convertido en habituales: La obsesión diaria con el trabajo, la incapacidad de desconectar para dedicar tiempo al resto de nuestra vida o la pérdida del norte a la hora de decidir qué es lo importante en nuestra labor y cómo debemos enfocarla. Pero claro, todo ello cubierto con una capa de humor e ironía que explotan en algunos de los diálogos y situaciones más divertidos y explosivos que yo recuerdo.

Keaton no es la única estrella de Hollywoood que aparece en el film. Robert Duval, en el papel de Bernie White (el director del periódico), realizó uno de sus trabajos cómicos más memorables, dando vida al jefe que todo el mundo querría tener. Por su parte una brutal Glenn Close se encargó de dar vida a Alicia Clark, la mala de la película en un historia donde hasta el malo te cae de puta madre. Aunque todos ellos quedan eclipsados (o mejor aún, forman un personaje colectivo) por el propio periódico. El New York Sun no es sólo el decorado en el que se desarrolla buena parte de la trama, sino que es un personaje más y su redacción se convierte en el lugar en el que todos los que somos periodistas querríamos y odiaríamos trabajar a partes iguales. En cualquier caso, no creo que sea necesario haber estudiado periodismo o haber trabajado en una redacción para disfrutarla como se merece.

Hay películas que no gozan de mucho éxito cuando se estrenan. Algunas encuentran su público más tarde en DVD (El Club de la lucha, las aventuras de Ford Fairlane, El gran Lebowski o Mallrats me vienen ahora mismo a la cabeza) y otras se hacen famosas por otras causas. Espero haber puesto mi granito de arena para que lo mismo ocurra con The Paper. Porque lo merece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s