Steve Jobs, de Walter Isaacson

Publicado: 18 enero, 2012 en Post Libres
Etiquetas:, , , , ,

 Tuve la suerte durante las pasadas navidades de hacerme con un paquete de libros de los que dan gusto, capaz de mantenerme ocupado durante todo el año. Entre tanto página, destacaba un tocho de 700 páginas: La biografía de Steve Jobs escrita por el periodista estadounidense Walter Isaacson.

Mientras estuvo con vida nunca supe mucho acerca de Steve Jobs. De hecho creo que no fue hasta la llegada del primer iPhone que conocí su nombre y su cara. Hasta aquel momento Apple no era más que una marca de ordenadores que aparecía en la película Forrest Gump y la imagen que tenía en mi cabeza –aparte de la manzana- era la del iMac, ese ordenador de aspecto insultantemente vanguardiasta en el que dí mis primeros pasos en la edición de videos y fotografías digitales durante mis años universitarios.

Lo cierto es que nunca he sido demasiado fan de los productos de Appl. Más allá de su diseño, me parecen más complicados que el PC de toda la vida (cuestión de costumbre probablemente) y su “sistema cerrado” un concepto quea lo largo de los años ha servido más para putearme y frustar mis planes digitales que cualquier otra cosa.

Pero no puedo negar que la biografía de Isaacson ha conseguido que mi opinión cambie en buena parte. Porque la personalidad de Jobs estaba, o está aún, tan ligada a Apple, que es imposible separar una de la otra.

A tenor de lo que encontramos en estas páginas, Steve Jobs fue, durante buena parte de su vida, un gilipollas. Quiero decir en lo que al trato con la gente se refiere. Irascible, llorón, maleducado y con ningún o muy poco respeto hacia quienes le rodeaban. La cantidad de pasajes que muestran esos rasgos distan mucho de ser simplemente anecdóticos y muestran a un hombre que, pese a su éxito y sus millones de fieles,  no era lo que llamaría una “buena persona”.

Ahora bien, era un genio. Total y absolutamente. Un hombre con una capacidad de innovación fuera de toda duda y con una visión de aquello que quería conseguir francamente admirable: Crear productos revolucionarios. Y lo hizo.

Si hacemos caso a Isaacson ( y no veo motivo por el que no debamos), Jobs era un idealista total, casi un ejemplo andante de la filosofía hegeliana: El hombre convencido de ser capaz de adaptar el mundo a su pensamiento. No seguía las normas del mercado. No hacia estudios de medios. No le importaba la opinión del público. Toda su labor tenía como meta el crear los mejores productos posibles, los más revolucionarios, los que tuvieran el diseño más innovador. Estaba convencido de que, si lo conseguían, el público los compraría. De que la calidad es el principal motivo de compra. Y acertó. Poniendo la vista en la actualidad no podemos menos que admirar cómo consiguió exactamente todo lo que se propuso, convirtiendo a Apple, justo antes de su muerte, en la empresa más grande del planeta.

Si hay algo que nunca entendí era esa obsesión por los productos “cerrados”, pero tras este libro, creo que he conseguido comprenderlo mejor, y lo respeto. Jobs quería mantener el control absoluto sobre todas las creaciones de Apple. Su gusto por el detalle le había llevado a crear inventos increíbles y no estaba dispuesto a dejar que nadie interfiriera en sus creaciones. A cambio de ello ofrecía elementos de gran calidad, capacidades de compatibilidad (dentro de su marca) desconocidas y una continua innovación en todo aquello que se embarcaba. Y lo hacía, curiosamente, con la única verdadera herramienta que se le ha dado al hombre para crear: La experiencia. Ensayo y error, ensayo y error, una y otra vez. Puliendo defectos, reiniciando proyectos y no aceptando como válido ningún resultado hasta lograr lo que él consideraba la perfección. Ésa es, a fin de cuentas, la verdadera llave del éxito. Lo triste es que sólo unos pocos son capaces de llevarla a cabo, manteniéndose firmes en su postura y confiando en sí mismos.

Él lo hizo y eso merece reconocimiento. Pese a haber sido un gilipollas. Porque una cosa no quita la otra.

 

Que lo disfruten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s